Redcicla recicla desde 2002 Inicio | ¿Qué es Redcicla? | La mascota Reciclín | Publicidad | Contacta | Buscar en la web  

Las ventajas de la instalación de placas solares en una comunidad de vecinos.

En la última década, el autoconsumo se ha convertido en una buena alternativa para ahorrar en la factura de la luz y reducir la contaminación medioambiental. La energía solar fotovoltaica presenta un gran número de ventajas, sin embargo, todavía existe bastante desconocimiento sobre la instalación placas solares comunidad vecinos y qué tipo de permisos son necesarios para realizarla.

El artículo 17.1 de la Ley de Propiedad Horizontal regula este tipo de actuaciones, no obstante, lo más conveniente es dejarse asesorar por empresas especializadas en este sector, como es el caso de Social Energy, con la finalidad de hacer un estudio y garantizar la mejor solución. A continuación, vamos a profundizar en cómo instalar paneles solares en una comunidad de vecinos y cuáles son los principales requisitos.

El auge del autoconsumo en las comunidades de propietarios

La instalación de placas solares en una comunidad de vecinos no tiene mucha complejidad, siempre y cuando la superficie reúna las condiciones adecuadas. El objetivo es aprovechar la energía solar, ya que es una fuente limpia e inagotable, cuyo fin es reducir el consumo energético. Además, hoy en día, tampoco es necesario el uso de baterías o reguladores de carga, si el enganche va directo al suministro eléctrico.

El 65 % de la población vive en una comunidad de vecinos en nuestro país, por esta razón, es una excelente alternativa, ya que la reforma legal contempla el autoconsumo eléctrico compartido. No obstante, se necesita la autorización de la comunidad de propietarios, porque según la normativa, tiene lugar una alteración en un elemento común, además, hay que establecer un acuerdo para el reparto de energía entre los participantes.

Una vez que se obtiene el permiso para la instalación de placas solares en una comunidad de vecinos, hay que ponerse en manos de una empresa especializada en estas instalaciones para evaluar todos los factores y asegurarse de que los paneles solares van a ser rentables. El tejado debe reunir todos los requisitos para garantizar el máximo rendimiento, asimismo, hay que estudiar si hay sombras que afectan a la producción, cuál es la inclinación y orientación adecuada o qué tipo de placas fotovoltaicas son las más adecuadas.

Además, hay que tener en cuenta otra serie de requisitos como el permiso de acceso y conexión, la licencia de obra y los impuestos correspondientes. Estas empresas también se encargan de la autorización administrativa y ambiental, el certificado de fin de obra, el registro en el Ministerio de Industria, entre otros aspectos.

El autoconsumo compartido implica que varias viviendas se van a beneficiar de la energía que se genere con la instalación de estas placas solares en la comunidad de propietarios. Además, una de las grandes ventajas de nuestro país es que contamos con muchas horas de sol al año, por lo que estas inversiones se rentabilizan en un plazo aproximado de cinco a ocho años. Como esta energía no genera contaminación acústica, los comuneros tampoco se verán afectados por el uso de estos paneles solares.

En resumen, la instalación de paneles solares en una comunidad de vecinos es una opción muy acertada. Estamos hablando de una ahorro aproximado por vivienda que está entre el 50 % al 70 % y, además, se contribuye a reducir las emisiones contaminantes y preservar el medioambiente, que tan afectado está por los efectos del cambio climático.

© Redcicla.com     Recicla, el reciclado es nuestro futuro, reciclando mejoramos todos.    Reciclando desde 2002.